Siempre sorprende encontrarse con nuevos aspectos de la vida de hombre que reunió todas las condiciones para guiar hacia la libertad a toda la población de un continente. Sus actos, sus vínculos, sus conocimientos, sus viajes y toda su historia. El General Don José de San Martín residió en muchos lugares del mundo. En un pantallazo, Manuel asocia la alimentación disponible para el Padre de la Patria en cada lugar donde estuvo instalado. En el cierre del relato, reaparece el famoso Tomaticán, plato cuyano emblemático.

Patrocina: Grupo L

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *